El Autor

Diciembre 8,2013.

Nací en la isla de Puerto Rico en 1962.   Mis padres me criaron, desde la infancia, en el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Mi base cristiana fue desarrollada en la Iglesia De Dios Pentecostal (M.I.).En los años de mi juventud continué mi formación cristiana en la Iglesia de Dios Mission Board en Chicago, Illinois y Puerto Rico.   Actualmente mi familia y yo somos miembros de la iglesia Mission Board de Camino Verde en Aguas Buenas, Puerto Rico.   Unas veces, he sido motivo de alegría para la iglesia; otras, de tristeza.   Sé estar tanto sentado en un banco, como trabajar en cualquier área, desde los atrios hasta el altar.   Siento que todavía el Señor me está moldeando y puliendo.   Confío que al final de mis días, el Señor me encuentre sirviendo a mi prójimo y esforzándome para agradarle a Él.

A pesar de las injusticias en la iglesia, los malos entendidos, la mala administración, la falta de sabiduría, la pobre ética, el pecado y tantos otros males que tienden a opacar la luz del evangelio, es un honor y un privilegio ser cristiano.  Me gustaría cambiar algunas cosas en mi vida; pocas cosas quisiera dejar igual.   Una de esas pocas cosas que no quisiera cambiar es ser un CRISTIANO.

Agradezco a todos los pastores que han cuidado de mí en sus ministerios.   Aunque de todos me llevo algo bueno, quisiera reconocer a tres pastores que fueron especiales en mi vida a quienes les agradezco, también, su aportación en mi desarrollo cristiano:

Primero, al Pastor Joaquín Ramos Álvarez (IDDPMI / P.R.), quien fue la primera imagen que recuerdo de lo que es un pastor.   Con el comencé a entender la dinámica entre iglesia – pastor y viceversa: lo que son las responsabilidades, disciplina, orden del culto, escuela bíblica, el sermón y mucho más.

Segundo, al Pastor Amado Pantoja Vega (IDDMB / Chicago Ill.).   Además de pastor, mi muy querido tío, quien con su ejemplo pude ver la humildad que hace falta en el altar, elemento esencial para el éxito en la pastoral cristiana.

Tercero, al Pastor: Dr. Ángel Modesto Santiago Soto (IDDPMI / P.R.), con su ejemplo, aprendí a que debemos esforzarnos y pasar trabajo para preparar una buena lección o sermón bíblico.   La educación cristiana es la columna vertebral de la iglesia.

Esta página web la dedico a todas las personas que todavía no han logrado realizar sus metas en esta vida. NO TE RINDAS, tienes el talento, la creatividad, la imaginación necesaria, solo tienes que reorganizarte, animarte e intentarlo otra vez.   Tu puedes lograrlo, sirve a tu generación…sorprende al mundo con el don que Dios te ha obsequiado.

Sinceramente agradecido,
Tu hermano, Edgardo Cancel Soto

 

Edgardo Cancel Soto